Lugares de interés

El pueblo de Cervera, tierra de grandes y pequeños tesoros, se haya situado en el centro geográfico de la montaña Palentina. Esta privilegiada localización ha convertido a la villa en un lugar referente, espacio de encuentro para las gentes llegadas de La Peña, La Valdavia, La Ojeda, La Pernía o el Pisuerga, sin olvidar a los comerciantes lebaniegos y purriegos de Cantabria o los arrieros leoneses.

Sus calles revelan las variadas influencias que ha conocido la localidad: la plaza Mayor, con sus soportales y las columnas de piedra, se ajusta al modelo tradicional castellano, mientras  otras muchas construcciones recuerda que estamos en terreno cantábrico y montañés. Abundan en su callejero casas blasonadas, entre las que destaca la “Casa de los Leones” con dos impresionantes escudos en su fachada. También son construcciones de abolengo el palacio de los Gil, empleado como casa de cultura, y la bolera municipal, antiguo caserón del siglo XVI que conserva elementos de la construcción original. Una visita a la bolera permite, además, comprobar la pervivencia del juego popular de los bolos, que a nadie deja indiferente a tenor de su tamaño y del fuerte golpear de la variedad del bolo llano.

Entre los abundantes soportales cerveranos pueden verse capiteles bellamente decorados, como los que están en la plaza de Ángel Gómez de Iguanzo, popularmente conocida como plaza de la Cruz. Otro capitel, en la plaza Mayor, está fechado en 1667. Cervera fue declarado conjunto Histórico Artístico en 1983.

Los amantes del arte deben acudir a la iglesia de Santa María del Castillo, edificio de poca ostentación en apariencia que , sin embargo, alberga en su interior un mayúsculo repertorio de creaciones sacras. En la ya citada plaza de Ángel Gómez de Iguanzo se encuentra la ermita barroca de la Cruz, del siglo XVII, en cuya fachada destaca la imagen en piedra de Jesús Nazareno. En la carretera que conduce a Guardo, a la salida del pueblo, se sitúa la ermita de San Cristóbal, que los vecinos visitan en procesión el día del santo. Y en el camino que llega hasta Vado se halla la ermita rupestre de San Vicente, asentamiento de la Alta Edad Media que posee una necrópsis excavada en la roca.

Otro punto de interés para el visitante son los museos y espacios temáticos. La Casa del Parque permite un acercamiento rápido y didáctico a todo el Parque Natural de la Montaña Palentina, mientras que el Museo Etnográfico de Piedad Isla recoge los objetos empleados durante siglos por los habitantes de la zona. Un espacio dedicado al mismo fin es la Casa de Cantarranas, Museo de Arquitectura y Etnografía Rural situado junto a la plaza de la Cruz. Está emplazado en una casona del siglo XVIII rehabilitada con el mayor gusto y reúne en tres salas diferentes cientos de objetos que de manera cotidiana emplearon los antepasados. El precio de la entrada es de 2 euros por persona y se puede concertar una visita llamando a los teléfonos 979 870 118 y 650 576 701. La lista de museos del municipio se completa con el centro etnográfico de Perazancas y con la Casa del Oso, que se encuentra en el pueblo de Verdeña y está dedicada al animal más emblemático de la Montaña.

La cultura tradicional de la zona, accesible a través de los museos etnográficos, también se refleja en la labor de los artesanos que aún existen el Cervera y sus pueblos. En este apartado se puede citar a varios artesanos que trabajan la talla de madera y piedra en Resoba y Cervera, ebanistas y carpinteros en Cervera, iconografía sacra en Arbejal y cerámica con madera en San Martín de los Herreros. También sobrevive la elaboración de jabones con formulas tradicionales en Cervera y la fabricación de antiguos aperos del campo en numerosos pueblos del municipio. El mercado que se celebra cada jueves y las ferias que aún perduran son vestigios de la antigua Cervera comercial, en la que destacaron las importantes ferias de ganado.

Quienes visiten la localidad contarán además con todos los servicios necesarios y con una amplia oferta comercial que incluye numerosos restaurantes y alojamientos. Un referente en este apartado es el Parador Nacional de Fuentes Carrionas, que se halla situado en un emplazamiento privilegiado y posee unas magnificas vistas de valles y montañas. Cervera, asimismo, cuenta con hoteles, alojamientos rurales, un camping y la zona de acampada del pantano de Ruesga, abierto al público cada verano.

Tanto en Cervera como en las demás poblaciones del municipio pueden practicarse múltiples actividades relaccionadas con el ocio y el tiempo libre. Entre ellas está el senderismo, la escalada, la pesca, la caza o las rutas en bicicleta o a caballo. La existencia de dos pantanos permite la práctica de deportes acuáticos y la riqueza micrológica de la zona es un aliciente para los aficionados a las setas. Finalmente, el maravilloso entorno natural hace posible contemplar numerosas especies de la flora y la fauna, con episodios tan llamativos como la berrea del ciervo en otoño o el nacimiento de los narcisos, aquí llamados lirones en mayo.