Ruesga

Gracias al aprovechamiento de su pantano, Ruesga es uno de los lugares más turísticos de la Montaña Palentina. Cada verano son miles las personas que se bañan en sus aguas y disfrutan de su zona de acampada. El pueblo ha sabido adaptarse al fenómeno turístico y cuenta con varios mesones y un centro de turismo rural.

En Ruesga aparecieron varias estelas romanas. Algunas se encuentran adosadas en las paredes de la iglesia y otra en una vivienda particular como elemento decorativo. La iglesia de los Santos Justo y Pastor tiene torre barroca y en su interior hay tres retablos, destacando el mayor, del siglo XVI, con relieves en el banco de los cuatro evangelistas.

El pueblo honra a sus dos patrones el primer fin de semana de agosto. Una propuesta para el visitante es la ascensión al pico Almonga (1.519 m.), cima que ofrece una preciosa vista de Cervera. La subida puede realizarse desde una pista que nace en la primera zona de acampada del pantano y que llega hasta la mina abandonada de cobre de Landillero. La ascensión y el posterior descenso se realizan en algo más de dos horas.

Lugares de interés

El pantano de Ruega

Fue construido en 1923, siendo el más antiguo de la provincia. También es el más pequeño, con una superficie de 106 hectáreas y una capacidad de 10 Hm Cúbicas. Su profundidad máxima es 29 metros. Fue creado para abastecer al Canal de Castilla y ahora es zona de recreo estival dotada con espacios para acampada y comida, aparcamiento, cafetería y lavabos.